Introducción

Edipo rey es, con toda seguridad, la obra teatral más famosa de la Antigüedad. Su protagonista pervive en la mentalidad occidental desde mucho tiempo antes que Sófocles -pero no sólo él- lo mostrara en la escena. Y, como es lógico en este tipo de personajes -piensa en Don Quijote de la Mancha o en Hamlet por ejemplo-, de él y de su peripecia se han hecho mútiples interpretaciones. Aparte del sin fín de ensayos críticos y trabajos académicos basta citar algunas de las versiones que de este personaje ("aquel que mató a su padre y se casó con su madre", como suele decirse) y de su historia se han hecho en diferentes ámbitos de la cultura y la ciencia:
Icono IDevice Importante
Los sentidos de estas versiones, lecturas y relecturas de Edipo son muy dispares entre si pero coincidentes en un mismo aspecto: Edipo -y sobre todo el Edipo rey de Sófocles- convierte el arte -la literatura, el teatro- en un artefacto especular con el que el ser humano -es decir, cualquier ser humano- puede contemplarse a si mismo, mirarse, observarse por dentro con detenimiento, verse y autodescubrirse. y, por tanto, llegar a conocer mucho mejor -para bien o para mal-algunas de las pulsiones e instintos que subyacen en la conducta humana. Esta capacidad universalizadora en el espacio y en el tiempo del personaje de Edipo y la maestría teatral de Sófocles son lo que acabaron convirtiendo en toda una obra "clásica" el Edipo rey.

En el teatro: Los siete contra Tebas de Esquilo, Edipo en Colono y Antígona del mismo Sófocles, Edipo de Julio César (prohibida después por Augusto), Edipo de Séneca, Edipo de Corneille (1659), Edipo de Voltaire (1718), El Edipo romántico de August von Platen (1828), Edipo de Francisco Martínez de la Rosa (1829), Edipo de André Gide (1930), La máquina infernal de Jean Cocteau (1932), al margen de otras obras teatrales con resonancias edípicas de Calderón de la Barca, Hölderlin, Shelley, Duque de Rivas, etc.

En la novela y la poesía: La Tebaida de Publio Papinio Estacio, El Roman de Thèbes (obra anónima del siglo XII), El coronel no tiene qui quien le escriba y Crónica de una muerte anunciada de Gabriel Gª Márquez (para quien Edipo rey es la “obra perfecta” según declara en sus libros de memorias El olor de la guayaba y Vivir para contarla), etc.

En la pintura: Versiones de Max Ernst, Jean Auguste Dominique Ingres, G. Moreau, Pablo Ruiz Picasso, Bacon, etc.

En la música: Edipo en Colonna ópera de Sacchini (1786), Edipo Re ópera de Leoncavallo (1920), Oedipus Rex ópera de Stravinsky (1927), Oedipo ópera de Enescu (1936), Edipo de Tebas canción cómica de Les Luthiers (1977), etc.

En el cine: Edipo re de Pier Paolo Pasolini, 1967 (con Silvana Mangano), Edipo alcalde, película colombiana dirigida por Jorge Alí Triana y guión de Gabriel Gª Márquez de 1996), Edipo de Raúl Ruiz 2004, etc.

En la ciencia: Sigmund Freud y su tratado La interpretación de los sueños (“complejo de Edipo”), Karl Jüng y su teoría sobre el llamado “complejo de Electra” (versión femenina del "complejo de Edipo" rechazada por Freud).

Este artículo está licenciado bajo Creative Commons Attribution Non-commercial Share Alike 3.0 License

Nivel Educativo: 2º de Bachiller LOE